HOLA – A Cielo Abierto

Construir una casa de vacaciones en los límites de un parte natural como el de los Alcornocales, en Sotogrande (Cádiz), es un privilegio que Valentín de Madariaga concibió como un diálogo con el paisaje. Su apuesta por una arquitectura heredera de la tradición andaluza y proyectada en clave de modernidad, encontró su aliado natural en el trabajo de su mujer decoradora, Carmen Brujó, que conjugó mobiliario de diseño con toques de color y una fabulosa colección de arte contemporáneo

Descargar PDF